martes, 2 de diciembre de 2008

Seven Days - II

Una tarde más de viernes transcurría en la ciudad. El calor derretía las paredes de la jungla de cemento y la primavera hace sus primeros estragos entre los jovenes en los bancos de la plaza.
Me dirigía a comenzar mis actividades tan esperadas de fin de semana cuando cae un mensaje de texto:

20.45HS
Belleza, acabo de bajar del avión y ya Buenos Aires es un tristeza sin ti. Donde estas rica muñequita?

Llegó, y ahora?

5 comentarios:

Minerva dijo...

Oh no! y qué hiciste? le contestaste? lo viste???

Candelaria dijo...

Qué feo postear algo tan escueto que nos deja a todos con la intriga....

Miranda dijo...

Esos pequeños mensajes que pueden modificar una historia, no?

besos

así que esto es el sexo dijo...

Creo que este caso del extranjero es el claro ejemplo de la frase de Hermann Hesse "Debes destruir un mundo para así nacer". Es el caso en donde vas a tener que quitarte todo eso de hace unas entradas atrás que publicaste del histeriqueo, porque en cuanto pasó el cuarto de hora en este caso.. sonaste.

Pero me imagino que no es el caso en donde diste muchas vueltas..

..¿O me equivoco?

Parezi dijo...

Como siguió?
Un día fuera del mundo web y pasa de todo!!!